martes, 28 de febrero de 2017

TEXTOS SOBRE OBRAS DEL MUBAM: PRIMER VOLUMEN

Rasgos de emoción en un vínculo polifónico


Para Ángela Sánchez-Lafuente y Charo Guarino,
que inundan de presencia, aún en su ausencia.

Y a todos los componentes de “Canna brevis”, teatro leído.

Convenidos en el nacimiento de este libro polifónico, se advierte que, urdidas a la trama principal, hay también historias de amor, relaciones humanas y aspiraciones profesionales.

Esta actividad cultural que señalamos hoy, aquí, es un juego inteligente que incita a la agudeza: se le hace un guiño de complicidad al escritor y a la compleja escritura fragmentaria, y cuyo eje es un cuadro —obra de arte— que puede abordarse con multiperspectivismo literario.
En el cimiento de aparente desorden, se da un encadenamiento de las múltiples secuencias presentadas.

El libro y sus editores esbozan su propio sumario de lectura, competencia palpitante, segura de ser arte, que comparten los Servicios de la Universidad de Murcia y la asociación APROMUBAM. 


      La existencia está hecha de azares y coincidencias, y lo que no se puede discutir es el esmero con que se ha trabajado.
     Una situación limitada es una ventaja para concluir en una obra. Y así, un notable número de originales son la médula espinal de esta empresa artístico-literaria y su entusiasmo.
         El momento álgido se produce cuando se ha presentado el libro de resultado.
       Más que un libro. Los libros de este tipo de género híbrido entre pintura artística, poesía visual, exploración analítica, narrativa y arte escénico, parte de formas creativas para despertar el interés y la atención del público lector.

     
El proyecto tiene su espacio debido al éxito de la convocatoria, por la que uno de sus objetivos es llevar el libro de arte confluyente a la calle a través de espacios culturales que colaboran. Esta modalidad de libro se configura como pieza en sí misma.
     No solo se programa para escritores y poetas consagrados sino que también se apuesta por los emergentes.
video
     Cada vez son más los creadores que habitan un espacio para sus destrezas, experiencia y práctica, más allá de los límites del arte, y favoreciendo la comunicación.
    Si entendemos la práctica artística como una forma de investigación podemos afirmar que hay un valor en el trabajo de estos poetas, escritores e investigadores, que abren puertas.

          Es un hecho: ya se puede hablar de que el libro está.
     Se ha presentado en sociedad: es público. Y, por tanto, se puede adquirir y leer.
    Hablamos de trayectoria que dialoga con la vida, con la muerte, con el amor; declama de las pérdidas, del dolor y todo lo que tiene que ver con la vida cotidiana. Este cuadro sometido a la mirada de la literatura contiene una historia personal pero también parte de un sentir común con otras mujeres de la época y de otros instantes.

     Mirar y ver un cuadro del Museo de Bellas Artes de Murcia, (MUBAM), y contarlo desde diferentes posibilidades es una idea que surge del escritor y presidente a la asociación Santiago Delgado, que se sometió a APROMUBAM, y lo acogió, con el placet para que fuera una realidad práctica.
video

        Se presentó como proyecto a la coordinación de Cultura de la Universidad de Murcia: que lo acoge y lo incluye en su programación, con la implicación de la Editorial universitaria EDITUM.

     Se ha generado una nueva sinergia dentro del sector, que apuesta por obras literarias sinceras y emocionantes.


  La pintura, la poesía, la performance... todo cabe en su gusto por promover y dar cabida con mimo y cuidado a propuestas que difícilmente serían accesibles al público a través de los circuitos tradicionales de publicación. Sin destacar en el mundo de la edición, su propuesta cuida cada proyecto. Prácticas artístico-literarias desarrolladas en tiempos pasados y que, actualizadas, generan nuevos estímulos, con el objetivo de estímulo y ofrecimiento de un trabajo personal y atemporal, sin incurrir en el catálogo, y que el formato de libro fuera una obra de arte en sí misma. 


           Pues parece que ya está ¿verdad?
      Falta el ‘bautizo’: el nombre, pues solo lo que se nombra pasa a consolidar su existencia. Y se titula y aplica el nombre de LienzoYpapel, propiciada simbiosis y sagaz título aportado por la periodista y profesora Leticia Varó.

      Hay palabras que se imponen por necesidad más comunicativa que histórica; por la abundancia de su presencia en el escenario del pensamiento y de la cultura: van rellenando la ausencia.

      Las palabras nunca son inocuas ni candorosas; comprometen a quien las usa y a quien las acepta. No es el momento, aquí, ahora, de trazar su compleja y sinuosa arqueología.        La palabra es aire, benigno o tormentoso; aliento que inspira, y concede fuerza y vigor; y que se alía con la inteligencia y la imaginación simbólica. Por eso mismo tiene su expansión en la aventura de conocimiento, en los aspectos del arte y la literatura.

    “LienzoYpapel, se designa así a la serie que, hoy, se inaugura e inicia con este primer volumen: el lienzo —cuadro— lo pone el MUBAM y el “papel” —creatividad literaria— lo aportan los participantes. En unidad solidaria y armonía. Y caminar sobre las paradojas actuales que esta práctica representa. 
video

     Así se emprendió este singular concurso literario: primero, el participante presenta un proyecto, —en la modalidad que se desee: ensayo, poesía, relato, teatro—. Tras ser estimados por un Jurado anónimo, se invita a los seleccionados a una disertación experta ante el cuadro seleccionado de entre los fondos del MUBAM. Una situación en la que la participación ha sido activa y ha generado algo nuevo, un ambiente creativo y crítico.

    A partir de ahí, comienzan los plazos de elaboración de textos y presentación de originales escritos.
    El artista y el escritor son exploradores del presente. Su principal misión es la búsqueda, que haya sinergias, momentos de aprendizaje, de experiencias, de modo que se fortalece el intercambio desde el principio.

      Tiene que haber un lugar para la lentitud y la reflexión, por el propio bien del arte y la literatura, así como para la experimentación y el juego. 


    Este primer resultado es un libro colectivo, de autores y textos diversos, pero que inexcusablemente tienen en común el centro de gravedad en el cuadro del pintor italiano, que vivió en Madrid, Bartolomeo Cavarozzi, ‘Santa Catalina de Alejandría’. (Probable e intuitivo trasunto cristianizado de Hipatia de Alejandría, la filósofa de preclara inteligencia y amplia sabiduría).


   Y con el libro salido de imprenta, se ha formulado convocatoria pública. Se ha reunido, en el Hemiciclo de la Facultad de Letras, a quienes han estimado asistir y escuchar a los diversos autores que han conformado esta publicación. 


     En la sesión de expositiva promoción ha abierto la sesión la Coordinadora de Cultura, Diana de Paco, con quien compartían mesa Carmen Sánchez Manzanares, coordinadora del Servicio de Publicaciones, y el presidente de APROMUBAM, Santiago Delgado.

      Cada quien ha expuesto y comentado los avatares desde el inicio de la convocatoria hasta hoy, en que el libro ya pertenece a los lectores.
     En su trabajo comenzaron a pensar en el libro como objeto y en la contingente producción de tirada pequeña o media: el desarrollo del concepto de la publicación, esa arboleda interna siempre cambiante y siempre igual. Los humanos cambiamos por fuera, e incluso internamente. Un nuevo libro siempre aporta la renovación y la continua creación.

   En ese sentido, el libro de que hablamos es un arcoiris, tan presente en esta exposición, que puede apasionar por lo que tiene de símbolo, de puente entre mundos, de frágil belleza que se observa de un lado a otro, de un extremo a su opuesto.

Rememoro una sesión de estudio sobre Tomás de Aquino en la que se exploraba la diferencia entre un enunciado evidente para cualquiera y un enunciado evidente sólo para los cultos. «Que el todo es mayor que la parte resulta incuestionable para todo el mundo; pero que los ángeles no ocupan un espacio lo es solo para quien sabe qué es un ángel».

—¿Y cómo se sabe qué es un libro arcoiris?
    Leyendo este libro sería un ejemplo.
     
El recién publicado primer tomo de este ambicioso proyecto editorial hará las delicias del aficionado al arte que aspira a explorar y qué ve cuando mira el cuadro de santa Catalina de Alejandría, y también de quien sienta curiosidad por conocer el proceso de formación.
La reconstrucción de este complejo proceso pone de manifiesto que algunas creencias cristianas son fruto de una progresiva decantación a partir de elementos previos amalgamados en el crisol cultural que es el Mediterráneo helenístico-romano, una dificultad que no ha intimidado al equipo de tribunal calificador.
     

         Canto a la belleza

Las mencionadas descripciones, con la coherencia que sin merma de realidad, (visibilidad y realidad), hablan de materia artística y, a su vez, se convierten en arte.
 La alternativa estética o artística, tema central del libro que estamos comentando, no deja de ser una aproximación y un canto a la belleza, que se estima incluida la abstracción y el misticismo.
Los autores del libro, con amenidad notable tratándose de este tema, abordan cuidadosamente las cuestiones relativas a la naturaleza y a la historia y al arte. Y la poesía como actividad humana, en su rotunda soledad.

       Uno de los secretos de esta obra es su incondicional amor por el ensayo, la poesía y la escena, que suponen que solo la emoción perdura.
“Lluvia de palabras”, “colores simbólicos”… énfasis en cómo la lucha empieza en lo personal, desde el territorio de lo cotidiano                       

   
   Más de una hora de conversación. Y, por sus autores, de lecturas sobrias, amables y encantadoras. A solas con lo que de verdad importa. Con lo vivido. Con el adelanto de otro lienzo.

      No sería mala idea salir a la calle, dentro del proyecto, que es una escuela de arte, en el contacto con la realidad.
      La apuesta pasa por crear un sistema de cultura de abajo-arriba, en la creación de un tejido anual, dinamizador por su capacidad de experimentación, permeable a nuevas propuestas.

     Hay que aprovechar el tiempo al máximo: leer, pensar, mirar todo. Lo importante es el trabajo, también el éxito. Todos queremos hacer un descubrimiento.
    Sólo se alcanza maestría en un arte cuando se trasciende las reglas específicas, y también para renovarlas con la inspiración externa.

 
   Destacamos la intensidad sorprendente, en una actitud vitalista con dedicación a la escritura a la manera de un proyecto inconcluso, con el concurso simultáneo de todas las artes y la constante reescritura, sin otra ambición que la creación de belleza.

       Saludamos con alegría este momento y quedamos a la espera de la segunda convocatoria, que cristalizará en un nuevo libro.

1 comentario:

  1. Pocos personajes históricos - de ficción o reales - habrán sido objeto de un estudio tan poliédrico , multidisciplinar y, sin duda, interesante, como esta Santa Catalina. Donde quiera que esté, tanto ella como quien la pintó deben de estar henchidos de orgullo. Enhorabuena a todos los que habéis contribuído con este libro a hacerla ,aún, más inmortal.

    ResponderEliminar